En este post presentamos la primera de las dos entradas que explican las declinaciones griegas. En esta primera repasaremos la primera y la segunda declinación, dejando la tercera, más compleja, para una entrada aparte.

Consideraciones previas

En griego antiguo, como en latín, algunas palabras tenían terminaciones distintas dependiendo de la función sintáctica que hicieran en la frase. A estas terminaciones diferentes se las llama caso. El conjunto de terminaciones que puede tomar una palabra según el caso se llama declinación. El griego tenía tres declinaciones, es decir, tres grupos diferentes de terminaciones:

  • Primera declinación (o temas en -α)
  • Segunda declinación (o temas en -ο)
  • Tercera declinación (o temas en consonante)

Mediante estos tipos se declinaban tres tipos de palabras: sustantivos, adjetivos y determinantes o pronombres. Estos tipos de palabras tenían tres géneros: masculino, femenino y neutro; y tres números: singular, plural y dual (este último apenas se usa y no se estudia).

Estas declinaciones comparten varios rasgos que conviene conocer:

  • El genitivo plural en todos los géneros siempre es –ων
  • El nominativo y vocativo plural masculino y femenino siempre son iguales.
  • Salvo en algún caso puntual de la primera declinación, masculinos y femeninos se declinan siempre igual.
  • El nominativo, vocativo y acusativo singular y plural en los neutros siempre son iguales.
  • El genitivo y dativo singular y plural en los neutros son siempre iguales a los masculinos de su declinación.

En un primer momento toda esta lista de características puede parecer inabarcable, pero trabajando las declinaciones se acaban comprendiendo y acaban siendo de mucha ayuda a la hora de estudiar.

 

Primera declinación

La primera declinación, o declinación en alfa, tiene cinco tipos, tres para los femeninos y dos para los masculinos:

  • Femeninos
    • declinación en alfa (nominativo , genitivo -ας)
    • declinación en alfa mixta (nominativo , genitivo -ης)
    • declinación en eta (nominativo , genitivo -ης)
  • Masculinos
    • declinación en alfa (nominativo -ας, genitivo -ου)
    • declinación en eta (nominativo -ης, genitivo -ου)

Lo que parece un panorama complicado en realidad no lo es tanto, porque lo que diferencia los tipos, aparte de la terminación de nominativo y genitivo singular masculino, es que unas palabras acaban con -α y otras con -η. En un momento de la historia del griego, el dialecto ático (el de Atenas, el que estudiamos), transformó las α largas en η. Por tanto, los tipos diferentes sólo lo son porque cambiaron su α original, pero en realidad las desinencias son las mismas. Es más, una cosa muy a tener en cuenta es que en la primera declinación los plurales de los cinco tipos son iguales.

Estas son las desinencias de la primera declinación:

tabla con las desinencias de la primera declinación

Femeninos

Estas son las declinaciones de los tres tipos de femeninos. En la imagen, las letras en amarillo marcan las α y η para que se vea claramente cómo en realidad son equivalentes:

Paradigmas de los tipos femeninos de la primera declinación

*la terminación de genitivo –ων proviene de una terminación más antigua –αων

Masculinos

Su diferencia con los femeninos reside en el nominativo singular con -ς y en el genitivo singular con -ου, ambas desinencias cogidas de la segunda declinación. El vocativo singular de los temas en eta es -α, porque es breve.

Paradigma de los tipos masculinos de la primera declinación

 

Segunda declinación

La segunda declinación, o declinación temática, es la más sencilla del griego, ya que solo tiene dos tipos:

  • Masculinos y femeninos (nominativo –ος, genitivo –ου)
  • Neutros (nominativo –ον, genitivo –ου)

A estos podemos añadir un tercer tipo de sustantivos contractos. Los contractos son sustantivos cuya raíz acaba en -ε o en -ο, las cuales al unirse con las desinencias “se mezclan”. Lo veremos después. Primero vamos a ver las desinencias de la segunda declinación (algunas coincidentes con la primera):

Tabla con las desinencias de la segunda declinación

*Las desinencias –υ, –υς en realidad no lo son, ya que las terminaciones -ου, -ους son contracciones, mezclas, de más antiguos –οο, –ονς. Están puestas como tales solo para ayudar al estudio.

Podemos ver ambos tipos al mismo tiempo:

Paradigmas de la segunda declinación

 

Sustantivos contractos

Como se ha dicho antes, los sustantivos que acaban su raíz en -ε o en -ο mezclan estas vocales con la vocal de las desinencias. Esas mezclas entre vocales se llaman contraccionesEstas contracciones ocurren sistemáticamente en griego y son regulares. En los sustantivos contractos tenemos estas contracciones: ο + ε, ο, ου = ου; o + οι = οι; ο + ω = ω; ε + ο, ου = ου; ε + οι = οι; ε + α = α.

Estos son los paradigmas:

Paradigmas de los tipos contractos de la segunda declinación