“[se entiende por  orthographia] el Arte que enseña a escribir correctamente, y con la puntuación y letras que son necessarias, para que se le dé el sentido perfecto, quando se lea”

Diccionario de Autoridades

Según el primer volumen de índole lexicográfica lanzado por  la RAE (esa entidad que tantos quebraderos de cabeza nos da a veces son sus normas ortográficas y gramaticales), así es como se define la Gramática.

Hoy os exponemos aquí un listado con las principales dudas que se plantean a la Real Academia y la solución de las mismas. Las soluciones las extraemos directamente del apartado de la RAE en el que se exponen las explicaciones.

1) Tilde en qué, cuál/es, quién/es, cómo, cuán, cuánto/a/os/as, cuándo, dónde y adónde.

Estas palabras son tónicas y se escriben con tilde diacrítica cuando tienen sentido interrogativo o exclamativo., Por sí solas o precedidas de alguna preposición introducen oraciones interrogativas o exclamativas directas:

¿Qué ha dicho?  / ¿De quién es esto? / ¡Con qué seriedad trabaja! / ¿Con cuál se queda usted? / ¡Cómo ha crecido este niño! / ¡Cuán bello es este paisaje! / ¿Cuántos han venido? / ¿Hasta cuándo os quedáis? / ¿Adónde quieres ir?

También introducen oraciones interrogativas o exclamativas indirectas, integradas en otros enunciados:

Ya verás qué bien lo pasamos / Le explicó cuáles eran sus razones / No sé quién va a venir / No te imaginas cómo ha cambiado todo / La nota indica cuándo tienen que volver / Voy a preguntar por dónde se va al castillo

Sin embargo, cuando estas mismas palabras funcionan como adverbios o pronombres relativos o, en el caso de algunas de ellas, también como conjunciones, son átonas (salvo el relativo cual, que es tónico cuando va precedido de artículo) y se escriben sin tilde:

El jefe, que no sabía nada, no supo reaccionar / Esta es la razón por la cual no pienso participar / Ha visto a quien tú sabes / Cuando llegue ella, empezamos / ¿Estás buscando un lugar donde dormir? / No dijo que estuviese en paro /¡Que aproveche!

2) Dobles participios: imprimido/ impreso

Los únicos verbos que en la lengua actual presentan dos participios, uno regular y otro irregular, son imprimir (imprimido/impreso), freír (freído/frito) y proveer(proveído/provisto), con sus respectivos derivados. Los dos participios pueden utilizarse indistintamente en la formación de los tiempos compuestos y de la pasiva perifrástica, aunque la preferencia por una u otra forma varíe en cada caso.

Hemos imprimido veinte ejemplares / Habían impreso las copias en papel fotográfico / Nos hemos proveído de todo lo necesario / Se había provisto de víveres abundantes / Las empanadillas han de ser freídas dos horas antes / Nunca había frito un huevo.

3) comeos todo / comeros todo

Cuando se da una orden a una segunda persona (del singular o del plural), deben usarse las formas propias del imperativo, si la oración es afirmativa, o las formas correspondientes del subjuntivo, si la oración es negativa, va introducida por la conjunción que o se dirige a un interlocutor al que se trata de usted.

Singular –>  Tómate toda la sopa y deja de protestar / No te enfades y ponnos otro café / Que te calles / Hágame caso

Plural –> ¡Venid aquí ahora mismo, granujas! / Poneos el pijama y dormíos cuanto antes / No lleguéis tarde / Que os estéis quietos / Cierren la puerta y siéntense, por favor

No se considera correcto, en el habla esmerada, el uso del infinitivo en lugar del imperativo para dirigir una orden a una segunda persona del plural, como se hace a menudo en el habla coloquial: ¡Venir aquí ahora mismo, granujas! / Poneros el pijama y dormiros cuanto antes.

4) de 2007 / del 2007

En la datación de cartas y documentos, el uso prefiere desde la Edad Media expresar los años sin artículo: 8 de enero de 1681 / En Toledo, a 19 de diciembre de 1999. Esta es, por tanto, la fórmula recomendada en el caso de la datación de cartas y documentos para indicar los años a partir del 2000: Quito, 9 de abril de 2007. Esta recomendación no implica que se considere incorrecto utilizar el artículo en estos casos: Quito, 9 de abril del 2007       

Naturalmente, si se menciona expresamente la palabra año, resulta obligado anteponer el artículo: 5 de mayo del año 2000. Cuando se menciona el año 2000 o los años sucesivos en un texto, fuera de las fórmulas utilizadas en la datación de cartas y documentos, se tiende, en el habla espontánea, a usar el artículo delante del año: Este documento fue revisado en febrero del 2002  / La inauguración está prevista para el 2008. Pero también es posible, en estos casos, el uso sin artículo: Este documento fue revisado en febrero de 2002  / La inauguración está prevista para 2008                    

5) este agua / esta agua

El sustantivo agua es de género femenino, pero tiene la particularidad de comenzar por /a/ tónica (la vocal tónica de una palabra es aquella en la que recae el acento de intensidad: [água]). Por razones de fonética histórica, este tipo de palabras seleccionan en singular la forma el del artículo, en lugar de la forma femenina normal la. Esta regla solo opera cuando el artículo antecede inmediatamente al sustantivo, de ahí que digamos el agua, el área, el hacha; pero si entre el artículo y el sustantivo se interpone otra palabra, la regla queda sin efecto, de ahí que digamos la misma agua, la extensa área, la afilada hacha. Puesto que estas palabras son femeninas, los adjetivos deben concordar siempre en femenino: el agua clara, el área extensa, el hacha afilada (y no el agua claro, el área extenso, el hacha afilado).

Por su parte, el indefinido una toma generalmente la forma un cuando antecede inmediatamente a sustantivos femeninos que comienzan por /a/ tónica: un área, un hacha, un águila (si bien no es incorrecto, aunque sí poco frecuente, utilizar la forma plena una: una área, una hacha, una águila). Asimismo, los indefinidos alguna y ninguna pueden adoptar en estos casos las formas apocopadas (algún alma, ningún alma) o mantener las formas plenas (alguna alma, ninguna alma).

Al tratarse de sustantivos femeninos, con los demostrativos este, ese, aquel o con cualquier otro adjetivo determinativo, como todo, mucho, poco, otro, etc., deben usarse las formas femeninas correspondientes: esta hacha, aquella misma arma, toda el agua, mucha hambre, etc. (y no este hacha, aquel mismo arma, todo el agua, mucho hambre,etc.)

6) plural de las siglas

En español, las siglas son invariables en la lengua escrita, es decir, no modifican su forma cuando designan más de un referente. El plural se manifiesta en las palabras que las introducen o que las modifican: varias ONG europeas, unos DVD, los PC. Por eso es recomendable utilizar siempre un determinante para introducir la sigla cuando esta ha de expresar pluralidad: La medida ha sido apoyada por diferentes ONG del país. / ¿Con cuántos PC portátiles podemos contar?        / Tengo muchos CD de este tipo de música.  Debe evitarse el uso, copiado del inglés, de realizar el plural de las siglas añadiendo al final una s minúscula, con o sin apóstrofo: PC’s, ONG’s,PCs, ONGs.

7) mayúscula o minúscula en los meses del año, los días de las semana y las estaciones del año

Salvo que la mayúscula venga exigida por la puntuación (a comienzo de texto o después de punto), los nombres de los días de la semana, de los meses y de las estaciones del año se escriben en español con minúscula inicial: Nació el pasado martes, 22 de noviembre / En Caracas, a 6 de mayo de 2005 / Esta primavera ha llovido mucho. Solo se inician con mayúscula cuando forman parte de nombres que exigen la escritura de sus componentes con mayúscula inicial, como ocurre con los nombres de festividades, fechas o acontecimientos históricos, vías urbanas, edificios, etc.: Viernes Santo, Primavera de Praga, plaza del Dos de Mayo, Hospital Doce de Octubre.

8) a ver / haber

Aunque a ver y haber se pronuncian de la misma forma, deben distinguirse adecuadamente en la escritura.

a) A ver: Se trata de la secuencia constituida por la preposición a y el infinitivo verbal ver: Vete a ver qué nota te han puesto / Los llevaron a ver los monumentos de la ciudad. Como expresión fija, presenta distintos valores y usos:

  • En tono interrogativo, se emplea para solicitar al interlocutor que nos deje ver o comprobar algo: —Mira lo que he comprado. —¿A ver?
  • Expresa, en general, expectación o interés por saber algo, y va normalmente seguida de una interrogativa indirecta:

A ver cuándo nos dan los resultados.

  • Se utiliza para llamar la atención del interlocutor antes de preguntarle, pedirle u ordenarle algo: A ver, ¿has hecho lo que te dije? / A ver, trae el cuaderno.
  • Equivale a claro o naturalmente, como aceptación de algo que se considera inevitable: —Pero ¿al final os vais? —¡A ver! Si no lo hacemos, perdemos el dinero de la reserva.
  • Delante de una oración introducida por la conjunción si, expresa, bien expectación, curiosidad o interés, a veces en forma de reto; bien temor o sospecha; bien deseo o mandato: ¡A ver si adivinas lo que estoy pensando! / A ver si te caes / A ver si eres más organizado de ahora en adelante.

b) haber: Puede ser un verbo o un sustantivo:

  • Como verbo, haber se usa como auxiliar, seguido de un participio, para formar los infinitivos compuestos de la conjugación: Haber venido antes / Tiene que haber sucedido algo / Sigo sin haber entendido lo que ha pasado. También se emplea como infinitivo del verbo impersonal que denota la presencia o existencia de lo designado por el sustantivo que lo acompaña: Parece haber un chico esperándote en la puerta / Tiene que haber muchas cosas en el frigorífico.
  • Como sustantivo, haber es masculino y significa, en general, ‘conjunto de bienes o caudales de una persona’: Su haber era más bien escaso.

9) haya / halla / aya

a) haya: Puede ser un verbo o un sustantivo:

  • Como verbo, es la forma de primera o tercera persona del singular del presente de subjuntivo del verbo haber. Con este valor se utiliza, bien seguida de un participio para formar el pretérito perfecto (o antepresente) de subjuntivo del verbo que se esté conjugando (haya visto, haya mirado, etc.), bien como verbo de una oración impersonal: Espero que Luis haya aprobado / No cree que el niño se haya vestido solo / Quizá haya algo que podamos hacer. 
  • Como sustantivo, es femenino y designa un tipo de árbol: Hay que podar el haya del jardín / Se sentó a la sombra de una frondosa haya.

b) halla: Es la forma de la tercera persona del singular del presente de indicativo, o la segunda persona (tú) del singular del imperativo, del verbo hallar(se), que significa ‘encontrar(se)’: No sé cómo lo hace, pero halla siempre una excusa perfecta para no ir / La sede de la organización se halla en París / La flora se halla constituida por diferentes especies / Halla la hipotenusa del siguiente triángulo rectángulo. Obsérvese que en estos casos la palabra halla se puede sustituir por la forma encuentra: No sé cómo lo hace, pero encuentra siempre una excusa perfecta para no ir / La sede de la organización se encuentra en París / La flora se encuentra constituida por diferentes especies /Encuentra la hipotenusa del siguiente triángulo rectángulo.

c) aya: Es un sustantivo femenino que significa ‘mujer encargada en una casa del cuidado y educación de los niños o jóvenes: Aún se acordaba del aya sabia y cariñosa de su infancia / La vieja aya seguía llevando a los niños al parque. 

10) has / haz

a) has

Se trata de la forma correspondiente a la segunda persona del singular del presente de indicativo del verbo haber (yo he, tu/vos has, él ha, nosotros hemos, vosotros habéis, ellos/ustedes han), con el que se forman los tiempos compuestos de la conjugación. Así, la forma has, seguida del participio en -o del verbo que se está conjugando, da lugar a la segunda persona del singular del pretérito perfecto compuesto (o antepresente) del modo indicativo: Has llegado tarde / ¿Has ido a ver a tu padre?. Esta forma se emplea además como segunda persona del singular de la perífrasis verbal haber de + infinitivo, que denota obligación o necesidad y equivale a la más frecuente hoytener que + infinitivo: Has de estudiar más. [= Tienes que estudiar más] / Has de saber que serás castigado. [= Tienes que saber que serás castigado].

b) haz: Como verbo, se trata de la forma de imperativo correspondiente al pronombre del verbohacer: Haz lo que te digo o no te dejaré salir / Haz lo que tengas que hacer.