De los diversos instrumentos inventados por el hombre, el más asombroso es el libro; todos los demás son extensiones de su cuerpo… Sólo el libro es una extensión de la imaginación y la memoria.

(Jorge Luis Borges).

El libro ha sido siempre para el ser humano un instrumento esencial de almacenamiento, transmisión y comunicación. Es, asimismo, la memoria de la humanidad. Actualmente, el poder descubrir un libro inédito, uno de papel, es casi un anacronismo, y para algunos de nosotros también lo son las bibliotecas, santuarios religiosos en los que se debería entrar con respeto y mantener el silencio, como si de un lugar sagrado se tratase.

biblioteca-del-vaticano-2-trabalibros

Imagen extraída de aquí.

A veces, la prensa nos sorprende con noticias muy interesantes que confirman que aún existen enigmas en el siglo XXI. El presente artículo de la BBC, redactado originalmente por Fiona Macdonald, nos habla acerca de cuatro bibliotecas que han permanecido escondidas a ojos profanos.

La noticia está vinculada con el descubrimiento de una biblioteca secreta subterránea en las calles de Damasco (Siria), en la que para acceder a ella, decenas de entusiastas de la lectura arriesgan su vida a diario con el fin de poder visitarla.

Otro de estos lugares, del que nos habla Macdonald, es la Biblioteca de la Cueva, localizada en el desierto de China. Nadie sabe la razón original que llevó a ocultar y sellar la cueva, pero los libros descubiertos han cambiado la historia desde que fueron revelados a principios del siglo XX. Cómo no, otra de las bibliotecas mencionadas en el artículo es la de los Archivos Secretos del Vaticano, fundada en 1612, de la que se han creado teorías conspiratorias prácticamente desde su creación, e incluso se han hecho exitosas películas como la de Ángeles y Demonios (2009) de Dan Brown. Por último, nos habla sobre “La Genizah del Cairo”, una amplia colección de manuscritos judíos de época medieval.

Manuscritos, láminas, mapas, grabados y reproducciones únicas con cientos de años a cuestas. A lo largo de la historia, bien por motivos religiosos o políticos, se han tenido que esconder en diferentes emplazamientos, pero, eventualmente, se han convertido en increíbles descubrimientos.

Para más información, pincha aquí.