Conciliar vida laboral y familiar no suele ser fácil en los tiempos que corren, y menos aún si se pretende fomentar un desarrollo saludable de los más pequeños. De la necesidad de dejar a alguien a cargo de los niños más pequeños mientras los padres trabajan, surge  una red de cuidadoras profesionales denoninadas  en España Madres de día, que cuidan de niños menores de 6 años en sus propias viviendas, acondicionadas para ello, bajo unos principios pedagógicos especiales.

Madres y padres de día

                    Imagen extraída de aquí.

        Las madres y padres de día, –en España todavía hay muy pocos varones dedicados a ello-, son personas cualificadas, formadas en pedagogías alternativas, fundamentalmente en el método Waldorf y Montessori aunque también existen otras corrientes como las “democráticas” o las “verdes”. Todas ellas comparten algunos principios básicos como el respeto por la libertad y los tiempos de los niños, evitando imponer el ritmo vertiginoso y el estrés de los adultos. Se  trata de crear un ambiente hogareño, donde el vínculo afectivo y el trato personalizado son fundamentales, por lo que en cada casa se cuidan pocos niños para poder dedicarles el tiempo suficiente a cada uno, frente a las guarderías masificadas. Cada madre o padre se encarga del cuidado de máximo tres niños, si alguno de ellos es menor de un año y de cuatro si todos superan los doce meses. 

Cuidadoras alternativas

                                   Imagen extraída de aquí.

          El método Waldord de Steiner subraya la importancia de los primeros tres años de vida, período en el que se construyen tres pilares básicos de socialización: andar, hablar y pensar. La pedagogía Waldorf es impulsora de la creatividad, de la individualidad del menor y pretende ser respetuosa con sus etapas evolutivas. Los tiempos vienen marcados por cada niño, sin forzarles. Según esta teoría, hay que evitar la sobre-estimulación, ya que esto dificulta su proceso de interiorización. Así, se fomenta el desarrollo cooperativo, sin exigencias de rendimiento y se defiende que la formación ha de desarrollarse como una acción artística, en un ambiente libre, y en lo posible, en contacto con la naturaleza, por lo que son habituales los paseos para que jueguen con otros niños al aire libre. Los juguetes ideales están hechos de materiales naturales fabricados por las propias cuidadoras y ayudan a desarrollar la imaginación. Por otro lado la pedagogía Montessori, se centra en el aprendizaje por experimentación propia para lo que propone la autogestión del niño en los juegos, bajo la mirada de la persona supervisora que no interviene. Otras pedagogías, como la Loczy da gran importancia a la calidad de los cuidados diarios, como vestirse, comer, dormir, ensalzando el valor de la vida cotidiana por respetar la libertad de movimiento y el desarrollo de la autonomía. Por último, la nutrición es fundamental, la comida es casera y ecológica, y las madres de día ofrecen menús revisados por nutricionistas.

 

Montessori pedagogia

                  Imagen extraída de aquí.

          Aunque las madres y padres de día suponen un servicio bien asentado en casi toda Europa, reconocida oficialmente y apoyada financieramente por los estados europeos, en España aun está en pañales. Por ejemplo en Alemania se denominan tagesmütter y allí son la única opción a las guarderías, en Inglaterra se las conoce como childminder y en Francia está muy extendida las assistante maternelle. En estos países las familias reciben subvenciones y ayudas para poder contratar a profesionales de la crianza, mientras que en España aun no se ha regulado a nivel nacional, siendo en Navarra donde se reguló por primera vez en 2006, y Madrid que lo hizo a finales del 2015, aunque no existe ningún tipo de ayuda estatal para quienes quieren contratar este servicio. La profesión de madre de día, fue reconocida en el 2006 por el registro de asociaciones del Ministerio de Justicia la Asociación de Madres de Día.

Madres de día

                                 Imagen extraída de aquí.

      Al principio estas cuidadoras se hallaban en una situación “alegal” y ahora, poco a poco, están adaptándose a los requerimientos de una nueva legislación que les sitúa más próximas al resto de países europeos. A día de hoy, la Red de Madres de Día mantiene reuniones con la Consejería de Asuntos Sociales y a fin de cumplir con los requisitos legales se exige alguna de las siguientes titulaciones: magisterio, formación profesional de infantil, o licenciatura en psicología o pedagogía. Asimismo, se deben realizar prácticas en alguna casita, y ostentar el título de manipulador de alimentos, el de primeros auxilios y un seguro de responsabilidad civil. Poco a poco este oficio se va instaurando y adquiriendo valor social, y se prevé que en poco tiempo se convierta en una alternativa real a las guarderías, dejando sustituyendo a las tradicionales canguros.

Fuentes:

http://www.redmadresdedia.com/

http://www.lavanguardia.com/20140822/54413166942/microguarderias-domesticas.html

http://politica.elpais.com/politica/2016/07/26/actualidad/1469548129_459977.html